Autor: Stephany Calderón Hurtado


periodista, coach y escritora de poesía
Sus hermanos y amigos estuvieron presentes en la ceremonia.
​La famosa y poderosa voz femenina del rock n roll y el blues de los años 60, Janis Joplin, ha conseguido este año ser condecorada como estrella póstuma en el Paseo de la Fama de Hollywood, en California. El músico country y amigo de la cantante de “Cry baby”, Kris Kristofferson, presidió el tributo cantándole una versión acústica de “Me and Bobby McGee”, grabado un año antes de su muerte, en 1970.
También estuvo el productor discográfico Clive Davis, y los hermanos de la cantante, Michael y Laura Joplin.
“Es un ícono y sus canciones siempre serán recordadas por sus fans de todo el mundo”, dijo la productora de la ceremonia por los 43 años de su fallecimiento, Ana Martiz.
Se trata de la estrella número 6752 en nombre de la cantante de espíritu rebelde en el Paseo de la Fama del Hollywood Boulevard. Recordemos que Janis Joplin murió por una sobredosis a los 27 años en Los Ángeles.
Considerada también como parte del mítico “Club de los 27”, el que se agrupan a muchos músicos a lo largo de la historia que dejaron este mundo, de manera trágica o “sospechosa”, a esa edad. En la actualidad hay fans que con ligera incredulidad a la superstición aún creen en ello, y llegan con cierto alivio a los 28.